Cambio Natural del Consumo en Exceso

articulo

Por la extensión y gravedad de sus consecuencias negativas, reducir el consumo excesivo episódico de alcohol (binge drinking) es un importante objetivo de salud pública a nivel mundial. Muchas personas, en particular los jóvenes, mantienen en este tipo de consumo a pesar de los daños relacionados. Pero un pequeño porcentaje de ellos lo abandona sin ningún tipo de ayuda, es decir, naturalmente.

¿Qué diferencias se pueden encontrar entre quienes reducen este tipo de consumo de alcohol naturalmente y quienes no lo hacen? Esta fue la pregunta que guió nuestro último estudio publicado, disponible aquí.  Paradójicamente, hallamos que las personas que cambian el consumo excesivo episódico de alcohol tienen menos consecuencias negativas del consumo que quienes no. Una hipótesis al respecto es que quienes persisten en el consumo tienen un mayor deterioro, y por lo tanto, menos recursos para afrontar la situación sin ayuda. Además, quienes lo abandonaron tuvieron mayor probabilidad de estar en pareja.

 

 

Anuncios