El Rol del Alcohol en las Lesiones por Tránsito en Latinoamérica

articulo

La evidencia es contundente: nadie conduce mejor, ni bien, luego de haber consumido alcohol. Y según un reciente estudio en la región, en el cual colaboró la directora de nuestro equipo, la Dra. Mariana Cremonte, junto con importantes investigadores a nivel mundial, a mayor es la cantidad de alcohol consumida, mayor es el riesgo de tener una lesión por tránsito. Por cada bebida con alcohol que se consume, el riesgo aumenta un 13%. Si se consumieron entre dos y cuatro tragos (aproximadamente una botella de cerveza), hay cinco veces más chances de una lesión por tránsito con respecto de alguien que no consumió; si se consumieron entre seis y ocho tragos (aproximadamente una botella de vino), la chances aumentan a seis. Si las personas no consumieran antes de dirigirse por cualquier medio a otro lugar, más de 1 de cada 10 lesiones por tránsito serían evitadas en Latinoamérica. Evitar el consumo de alcohol, especialmente cuando se va a salir, puede evitar que nos lastimemos a nosotros mismos, y a otros.

Anuncios